La terapia online ha ido ganando terreno en la ultima década de una manera considerable, se realiza mayormente vía video conferencia por WhatsApp, Skype, entrevistas telefónicas o e-mail.
Es sumamente efectiva como complemento de los tratamientos tradicionales cara a cara, en persona.

Tiene varios beneficios:

  • Comodidad, porque puedo tener la sesión desde el sillón de mi hogar, sin necesidad de desplazarme.
  • Mayor cobertura y acceso, es especialmente útil para personas con dificultades para desplazarse (con movilidad reducida) o que se encuentran en zonas alejadas de lugares céntricos.
  • Menores costos, se evitan los gastos de desplazamiento y se ahorra tiempo de traslados.
  • Horarios flexibles, porque permite elegir horarios mas adecuados sin que interfieran en las actividades como el trabajo o los estudios, y el paciente puede adaptar fácilmente la terapia a su agenda personal.
  • Confianza, realizar la terapia desde el propio hogar y desde un lugar donde unos se siente seguro puede eliminar factores externos que pueden interferir en la efectividad de la comunicación terapéutica, así la terapia online favorece la sensación de control y familiaridad sobre la relación terapéutica, consiguiendo una mayor adherencia.
  • Apoyo e intercambio social, nos brinda la posibilidad de hacer alguna consulta aislada para resolver alguna duda o problema puntual que nos preocupa, sin necesidad de realizar un tratamiento a mas largo plazo.